sábado, agosto 25, 2007

Lámpara

Pedí tres milagros:
- Tu risa clara y desnuda,
- Tus ojos castaños esquivos,
- Tú.

Pedí tres deseos:
- Tus labios de madrugada
- Tu pecho que queda enredado en el mío
- Tu cintura, que marco como camino.

Me los concedes todos mujer, los deseos, los milagros y los sueños. Destruyes los relojes y me desvuelves los segundos cansados de imaginarte, durmiendo entre mis manos.

1 comentario:

Mujer.alada dijo...

Yo en cambio te pensaba a diario, te invocaba a diario, pedía por tu presencia a diario, y sin avisar, sin anunciarte si quiera, AQUÍ ESTÁS, caminando a mi lado, y sabes? Siento que somos UNO... y sabes? Ya no tengo miedo.
TE AMO!!!
Con abrazos, con besos, con piel, con el corazón, con el alma, con todo lo que pueda servirme para decírtelo.
Stephi