sábado, octubre 07, 2006

La sal

Punta Prieta, agosto 2006

Te siento
huelo
respiro

hueles a mar
gaviota
cangrejo de roca
mil peces grises
en tus labios

me estrello
contra tu senos
con la marea alta
y salpico tu pelo
mil palabras agudas

tus dedos en mi boca
todavía sabe a tequila
el sudor de tus muslos
el olor de tus lágrimas
y una pizca de deseo...
salado
¡ buena mi suerte!

2 comentarios:

Dorian Gray dijo...

..que delicia la sal en el cuerpo de alguien, el calor, el sudor... la tibieza que mana el cuerpo de una mujer es embriagante, enviciante...inigualble...

Aunque la sal del mar no deja de tener su encanto, te lo digo yo, que vengo del mar...

ya era hora de algún post...

un abrazo, desde la orilla de mis cuentos

pastv dijo...

Tipo sapo viene a sacarnos en cara lo bien que le ha ido en la playa...